ASPECTO SENSORIAL Y EXPERIENCIA

Imagínese una peluquería con poca iluminación; recuerde la mala elección que tuvo de un restaurante sin ventilación en verano; piense en algún instituto educativo que no cuente con ecran o proyector multimedia en pleno siglo XXI.
En estos casos no estamos comentando acerca del core del negocio o la propuesta de valor per se que recae, principalmente, en el talento, desempeño y actitud del personal. Sin embargo, resulta evidente que de darse condiciones mejores en lo relativo al aspecto sensorial de ellos se podría enriquecer la prestación de sus servicios o la venta de sus productos. Con aspecto sensorial nos referimos al conjunto de detalles físicos o intangibles del negocio, presentes en su ambiente, que configuran una experiencia.
La ambientación, el soporte físico, los equipamientos e instalaciones, el tipo de mobiliario, todo aquello que da forma a un establecimiento o local, incluyendo su diseño y decoración, su aroma y sonido, es decir, su aspecto sensorial, cobra especial relevancia en la experiencia del cliente. Y esto no puede dejarse al azar, sino, más bien, ser siempre planificado, trabajando previamente cada detalle en función del segmento de clientes.
Si tomamos por caso a la peluquería con poca iluminación, no hay que ser tan preclaros para darse cuenta de que la suspicacia femenina la desaprobará. Si la comida estuvo sabrosa en un restaurante, pero su dueño quiso ahorrarse dinero dejándonos sin aire acondicionado, ni usted ni yo volveríamos, y menos durante el intenso verano limeño. Por otra parte, ¿matricularía usted a su hijo adolescente en un instituto superior que no disponga de recursos tecnológicos básicos para la enseñanza como son hoy los ecran y los proyectores multimedia?

OFERTA RELÁMPAGO – EBOOKS

Contacta con nosotros mediante WhatsApp 987114507.

El envío de los 3 libros digitales es inmediato a su email, previo depósito.

El complejo patriótico y desarrollista en turismo

Hay un complejo patente entre los profesionales del turismo, no solo en Perú sino en Latinoamérica, que responde al afán desmedido de inflamar de patriotismo nuestro patrimonio cultural y natural, como si ello fuese la garantía de un triunfo previo para el sector turismo.

Por eso, no resulta extraño toparse en redes sociales con imágenes que exhiben numerosos recursos turísticos de un país hermano, lo cual prueba que seguimos en el marco de un discurso desarrollista y patriótico del turismo, cuya lógica nos lleva a buscar más recursos culturales y naturales, inventariarlos, ponerlos en valor y mostrarlos al mundo como si fueran, en su conjunto, un producto turístico capaz de atraer flujos de visitantes. La realidad ha demostrado que esto último, en el caso de Perú, no ocurre. Ahí están las inversiones y planes de desarrollo turístico para Ruta Moche, Kuélap y Caral. Ninguno exitoso a pesar del tiempo transcurrido. Cusco y Machu Picchu se imponen desde siempre en Perú y favorecen a los destinos aledaños como Arequipa y Puno.

El diagnóstico es, pues, contundente. Nos quedamos en la superficie de un discurso de ventajas comparativas (“tenemos más recursos que tal país”, “somos más megadiversos que este otro país”, “nuestro patrimonio cultural supera al de aquel otro…”), cuando el mundo globalizado de hoy nos exige, apremiantemente, ser competitivos en turismo, vale decir, desarrollar ventajas competitivas sostenidas en el tiempo, como gestión, talento humano, innovación e investigación.

Limitarnos a esa miopía de solo reconocer ventajas comparativas, que a todos los países latinoamericanos les gusta exhibir, es no darse cuenta de que caemos en un discurso estándar, chato, de cero diferenciación. Sería ideal y justo, más bien, saber y propagar el aporte del turismo en términos de PBI nacional a cada país, su número de visitantes, sus indicadores en generación de empleo e inclusión social… Pienso que ahí sí estaríamos afirmando pasos más serios en un terreno de competitividad turística.

TRES ERRORES QUE COMETES EN TU MULTINIVEL

 

Estos son los tres errores más comunes en las personas que buscan captar más prospectos para ampliar su red de mercadeo:

1. No tomar la iniciativa en la cortesía elemental de una invitación.

2. Hablar de éxito y libertad financiera como si fuese algo sencillo de lograr.

3. Vender agresivamente, incomodando a tu prospecto.

Análisis del entorno competitivo de una agencia de viajes

 

 

Antes de definir tu estrategia, analiza el entorno competitivo de tu agencia de viajes, que está conformado por los siguientes cinco elementos externos que afectan, para bien o para mal, el desempeño comercial del negocio turístico:

. Agencias de Viajes (competidores tradicionales)

. OTAs (Online Travel Agencies)

. Empresas Turísticas Multinivel (nuevo modelo de negocio)

. Influencers (pueden ser aliados o enemigos)

. Corporaciones de otros sectores

Vídeo: ¿CÓMO POSICIONARTE EN LOS CLIENTES JÓVENES?

En un mundo con mucho ruido comercial y publicitario para los jóvenes, dame una prueba social que signifique seguridad y garantía de tu promesa de valor.

Piensa también en un sistema de contenidos que atraigan lúdicamente a la gente joven, le den valor en cuanto a soluciones y después véndeles tus servicios, siempre alternando tus contenidos todos los días en tus redes sociales.

Te presentamos el caso del instituto Discovery, en Perú, que podría sacar ventaja de esta poderosa información para atraer más público estudiantil.

BLACK FRIDAY: LIBROS A 20 SOLES

            20 soles cada uno.