¿Cómo crear experiencias de alto valor en Gastronomía?

 

PRIMER EXPONEGOCIOS PERÚ 2016 (Fotos)

24

25

10

dsc01024

dsc01003

dsc01026

dsc01007

dsc01005

dsc01010

dsc01022

dsc01016

dsc00966

dsc01029

ExpoNegocios: INNOVACIÓN TURÍSTICA y EMPRENDIMIENTO

Con la participación de El Turismólogo y sus amigos.

           Con la participación de El Turismólogo y sus amigos.

Contacto:

Email: renzomiranda1@gmail.com  /  Móvil987 114 507

El problema de la Educación en Turismo

 

El Turismólogo en el seminario "Innovación Hotelera 2016".

          El Turismólogo en seminario “Innovación Hotelera 2016”.

El turismo se perfila hoy como un sector económico promisorio para Perú. El rico patrimonio cultural y la biodiversidad que posee nuestro país justifican, largamente, el protagonismo de esa dinámica economía de servicios que es el turismo. Inversiones públicas y privadas en infraestructura vial y conectividad, en puesta en valor de nuestros recursos turísticos, en campañas de comunicación, en planta hotelera y restaurantes, así como en educación, son claras señales que acusan la especial importancia de la también llamada “cultura del encuentro”.

Sin duda, tal como ocurre en otros ámbitos económicos, es en materia educativa donde gravita la posibilidad de asegurar logros sostenidos y mayúsculos, capaces de llevar a Perú a los niveles más altos de la competitividad turística mundial. Es allí que observamos una brecha cada vez mayor, puesto que el turismo, aunque ya forma parte de la oferta de educación superior, todavía no goza de una legitimidad y coherencia académicas en su proceso de enseñanza-aprendizaje, lo cual se registra en un diseño curricular no compatible con las exigencias del mercado laboral, en la poca innovación del sector, en el trastocado perfil del estudiante, en el creciente subempleo de sus profesionales y técnicos y, por extensión, en la casi nula consecución de resultados tangibles y positivos de Perú como destino turístico que compite en el mundo global. (De acuerdo con el Mincetur, sólo 3.5 millones de turistas internacionales visitaron Perú en el 2015.)

Las causas de esta problemática educativa, claro está, son elocuentes: por una parte, un docente a menudo sin experiencia laboral en turismo, importado de otra especialidad, desprovisto de recursos didácticos para llevar con eficacia los conceptos turísticos a la realidad laboral (o cercana realidad laboral) de los estudiantes, lo que genera en estos una ambigüedad académica y el consiguiente desinterés por la carrera; y, por otra parte, un estudiante que no es capaz de generar conocimientos y competencias compatibles con las exigencias de su sector profesional, que carece de la visión global que el turismo exige como profesión, evidenciándose  esto con frecuencia en el pobre desempeño estudiantil en clase y, más adelante, en el subempleo.

Hasta aquí la redacción y exposición preliminares de “El problema de la educación en turismo”. Es seguro que vislumbraremos y aportaremos una solución viable que, además de efectiva, sirva de marco de referencia para iniciativas de orden similar. Sin una educación de calidad, que provea incentivos de innovación para los jóvenes, nos alejaremos cada vez más de las grandes ligas del turismo mundial. Recuerden: el talento humano es la base de nuestra competitividad turística.

Develando los insights del turismo

Pocos profesionales del turismo en Perú conocen de insights, un término anglosajón que les resulta esquivo por desidia académica y por ese miedo tremebundo de incorporar nuevos conceptos al corpus teórico del turismo. Las ideas innovadoras, en nuestro sector, siempre han vivido un largo camino hacia el reconocimiento. En los insights no hay asomo de superficialidad: no estamos ante una moda, una nueva pose intelectual o un discurso vano. Todo lo contrario.

De acuerdo con la profesora y consultora Cristina Quiñones (*), la voz más autorizada en materia de insights en Perú, estos son “verdades humanas, frescas y reveladoras que generan oportunidades de innovación, branding y comunicación accionables para las empresas”. Estas verdades humanas, según la experta, “permiten entender la profunda relación emocional y simbólica entre un consumidor y un producto”. En efecto, en la nueva economía global, el valor emocional es más potente que el valor funcional. La competencia no radica ya en el atributo o beneficio; el nuevo consumidor no busca tener más, sino ser más. Los insights perfilan una nueva visión de los negocios. Los insights nos sitúan en la orilla moderna del marketing.

Asumida esta definición, centrada en las relaciones humanas antes que en las transacciones comerciales, aterricemos ahora los conceptos a través de casos empresariales, habida cuenta que, como toda innovación, los insights buscan alcanzar resultados. Por ejemplo, VISA GO acciona este poderoso insight que debió ser para el turismo y su relación con los souvenirs: “La vida no es adquirir posesiones sino coleccionar experiencias”. Otro caso notable por el impacto disruptivo de su  propuesta es el de Apple: “¿Por qué todas las computadoras  tienen que ser negras?” Más que una frase creativa, e incluso más que un hallazgo, el insight deviene en insumo clave para el modelo estratégico de un negocio.

Como bien se puede inferir de los citados ejemplos, los insights no son motivaciones de compra y no pretenden ofrecer explicaciones trilladas acerca del comportamiento del cliente. Su invitación es, más bien, a mirar y penetrar los otros lados de la relación consumidor-producto mediante técnicas proyectivas (tomadas de la psicología clínica) y técnicas etnográficas (observaciones y análisis in situ). Los insights ahondan en el inconsciente humano: emociones e instintos. No importa aquí lo que el cliente piensa y dice; importa sí lo que el cliente siente y hace. Y es ahí donde se interpreta y se acciona.

¿Y en el turismo se puede interpretar y accionar insights? La respuesta es un elocuente SÍ. Primero conviene enfocar el turismo como una actividad humana aspiracional antes que inspiracional, como un permanente ejercicio de afirmación del ego, como un miedo cerval a no tener recuerdos interesantes. Es decir, hay que aproximarse al turismo no de la forma academicista y formal que limita mucho la dinámica experiencial de los viajes. Por eso, no basta la definición de la OMT o del MINCETUR, menos la del manual de Teoría del Turismo.

Usted no vende viajes; usted brinda la posibilidad de que las familias, las parejas, los amigos y los solitarios conserven las mejores memorias de su vida. ¿Habrá caído en la cuenta de que no hay viajes sin fotos? Y éste no es el único insight que podemos inferir, ya que también, por la nueva necesidad y urgencia de compartir nuestras memorias en redes sociales, podríamos decir que no viajamos para nosotros solos, viajamos para los demás o, más exactamente, para ser reconocidos por los otros. Visto así, el turismo asegura la sobrevivencia social. La idea de legado también sería compatible con la actividad turística. No todos podemos escribir un libro o crear una obra artística, pero sí podemos legar viajes. Sólo con este insight, estamos un paso más adelante de la insuficiente “necesidad de evasión”.

Nos toca, pues, abandonar un poco los formalismos académicos, que sólo aportan luces a una parcela de la realidad, y sumergirnos pronto a la comprensión de esa vorágine emocional e instintiva llamada turismo. Los insights son unos aliados certeros para tal reto.

Referencias Bibliográficas:

QUIÑONES CRISTINA. Desnudando la mente del consumidor. Ed. Planeta. Lima (2013).

Visita de Estudio al Hilton Lima Miraflores Hotel (Octubre, 2016)

 

Un justo reconocimiento al curso de Teoría del Turismo (en el Día Mundial del Turismo)

 Cuando estudiante imberbe, El Turismólogo y amigos  garcilasinos en Marcahuasi, en el año 2006.

Cuando estudiante imberbe, El Turismólogo y amigos  garcilasinos en Marcahuasi, en el año 2006.

(Este blogger se complace en compartir con sus lectores una síntesis, muy síntesis, de los avances de su Tesis de Maestría en Educación, a saber: “ESTRATEGIA DIDÁCTICA PARA CONTRIBUIR CON EL DESARROLLO DE LA INNOVACÍON EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA – APRENDIZAJE DEL CURSO DE TEORÍA DEL TURISMO.)

***

El curso de Teoría del Turismo, esencial para la formación del estudiante, precisa de una serie de procedimientos organizados y orientados a lograr un óptimo proceso de enseñanza-aprendizaje que permita la cabal comprensión del fenómeno turismo y sus implicancias económicas, socioculturales y ambientales desde el inicio de la travesía académica, asegurando la solvencia teórica del estudiante frente a futuras asignaturas e influyendo positivamente en su posterior desempeño laboral.

La innovación, como un cambio basado en el conocimiento, capaz de generar mejores soluciones a la vida de los individuos, debe ser aplicada en el campo educativo del turismo, especialmente en su didáctica, revistiéndola de métodos y técnicas de enseñanza más efectivos en un contexto que presenta nuevos retos para el docente del curso de Teoría del Turismo, puesto que su labor se desenvuelve en torno a un estudiante con mayor acceso a la información y poseedor de una visión pragmática en lo tocante a su educación, dos características predominantes en el actual perfil estudiantil que justifican la necesidad de innovar en el proceso de enseñanza-aprendizaje del mentado curso.

Con mis jóvenes estudiantes de Discovery.

          El Turismólogo y sus jóvenes estudiantes de Discovery.

El Turismólogo con sus estudiantes de la Universidad Peruana Simón Bolívar.

Con mis estudiantes de la Universidad Peruana Simón Bolívar.

El tema propuesto aporta, pues, una nueva mirada al tratamiento de la asignatura de Teoría del Turismo a partir de la reformulación metodológica y técnica de sus contenidos, buscando que el docente supere la imperante visión teórica de su materia y que el estudiante logré trascender lo meramente conceptual y emplear, más temprano que tarde, los conocimientos generados en clase; para tal efecto, se propone un plan de acción que represente una guía para el cumplimiento de nuestro propósito, accionando con énfasis en el rediseño del sílabo tradicional y de sus contenidos teóricos en virtud de la actualización y el cotejo con la realidad laboral.

Asimismo, la estrategia didáctica propuesta abre un nuevo sendero a la investigación de nuestros días porque se constituye en la primera tentativa científica de aplicación de innovación en el sector educativo del turismo. Ello, sin duda, contribuirá a sentar las bases de legitimidad intelectual y académica de la carrera profesional de Turismo y Hotelería en Perú.