La culpa es de Rusia

¿La publicidad se inspira en la realidad o crea su propia realidad? Lo cierto es que el vídeo de esta compañía aérea rusa sí afecta de algún modo: perturba al espectador. Tiene un efecto en él. Por consiguiente, la publicidad es (está) buena. Pero, fuera de bromas, se evidencia cómo el primer mundo recurre a lo básico: encender el morbo con exhibicionismos afiebrados. ¿Acaso en una compañía aérea no hay otros recursos para la publicidad? ¿Seguridad? ¿Puntualidad? ¿Confort?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: