TURISMO RESPONSABLE Y SOSTENIBLE

Antes de viajar, todo turista debe tener claro algunas premisas en cuanto a cuidar nuestro medio natural así como respetar el medio ambiente que nos rodea.  Y es que para realizar un turismo responsable y sostenible debemos cargar nuestras maletas de hábitos ecológicos.
Todo viajero que se precie debe saber que la naturaleza y todo lo que tiene que ver con el medio natural, siempre se puede ver perjudicado por la llegada de turistas que pueden irrumpir de una forma degradante para el medio ambiente; por ello, ciertos hábitos como el reciclaje, el uso moderado de las energías, la limpieza, así como participar de las costumbres de las comunidades locales, se convierten en principios básicos.
Por ello,  para lograr disfrutar de un turismo ecológico, debemos seguir una serie de consejos útiles:
–        Planifica un viaje sostenible. A través de anuncios gratis online podemos encontrar proveedores  de viajes o compañías que proporcionan paquetes de turismo ecológico. Internet nos facilita el poder comparar precios, compañías y destinos, pero siempre será recomendable contratar a aquellos proveedores que  apuesten por el cuidado del medio natural, de la preservación de la cultura local y humana del lugar de destino.
–        Apuesta por hábitos ecológicos. Para hacer un turismo responsable  es imprescindible comenzar por nuestro propio entorno, es decir, debemos escoger un hotel o apartamentos de alquiler que nos faciliten la posibilidad de reciclar y ahorrar energía. Para movernos por nuestro destino, podemos solicitar el uso de un carro eléctrico en lugar de uno tradicional para evitar la contaminación al entorno.
–        Participa de la cultura local. Hacerse partícipe de las tradiciones y la cultura de las comunidades locales no solo es algo divertido y gratificante, sino que también nos permite colaborar en la economía del lugar. Por ello si quieres comprar el típico souvenir del viaje, opta por comprarlos en las tiendas locales. Encontrarás productos más naturales y artesanales.
–        Minimiza impactos negativos. Debemos intentar mantener intacto el ámbito natural que nos rodea.  Es necesario tener una conciencia ecológica para la conservación del clima o del hábitat en el que nos encontremos.
–        Respeta el entorno animal.  En la línea de lo anterior, un turista nunca debe apropiarse ni de elementos naturales ni animales, ya que no solo es un delito hacerlo, sino que también podría llevar a la desaparición de muchas especies en peligro de extinción. De igual manera, Si por  ejemplo viajamos a reservas naturales, debemos informarnos previamente del ecosistema para no producir un impacto ecológico en el lugar.
–        Modera el uso del agua. El agua es un elemento fundamental en nuestras vidas y mucho más cuando viajamos, pero también debemos cuidar su uso. Cuando viajemos tenemos que controlar no derrochar agua, ducharnos en lugar de bañarnos y siempre cerrar los grifos para que no se desperdicie ni una sola gota. Es recomendable igualmente usar las fuentes de energía naturales.

 

 

Artículo cedido por Liliana Costa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: